Coca Soriano, Edith LIBRE

, por  Comité Cerezo México , popularidad : 1%

Edad: 30 años
Ocupación: Bióloga y estudiante de Maestría en Ciencias en productividad de Egroecosistemas
Nota: Nació en Cuautepec, México; D.F. y tenía 12 años sin cortarse el pelo. No tiene hijos.
“Me detuvieron cerca (a un costado) del Pochote paralelo a Alcalá como a las 8:30 p.m. y me detuvieron policías vestidos de azul, uno me golpeó la cabeza y me tiró, me dio muchas patadas y luego me arrastró, me gritaba y me dejó pararme para subirme a la camioneta (2 camionetas) no me pegaron más pero a mis compañeras de al lado si les pegaban en la cabeza. En la detención me quitaron mi celular el cual llevaba en la mano. En las camionetas nos quitaron nuestras mochilas en la cual llevaba una cámara digital marca Canon Rebel. Una vez arriba nos llevaron al "Llano" ahí nos bajaron nos tomaron muchas fotos, nos pidieron nombre, dirección y edad; yo no di mi dirección pero esos datos los dimos como 10 veces o más a personas diferentes.
Después nos subieron a otras camionetas y nos llevaron a un lugar que no conocía pero me dijeron que eran los hangares, nos preguntaron nuevamente nombre, edad, dirección y nos dijeron muchas cosas ofensivas, nos dijeron que nos iban a violar, (finalmente descubrí que son unos incultos pues nos decían que sí queríamos que el CHE fuera presidente y que el socialismo fracaso en todo el mundo). Después fuimos al cuartel donde se cambiaron los policías y tuve mucho miedo y pensé que ahí nos iban a violar o torturar, pero no, los que subieron en las camionetas nos acomodaron y nos dijeron groserías en el traslado a Miahuatlán. En el traslado al cuartel un policía intento tocarme los senos pero yo pegue los brazos a mi cuerpo y no insistió mucho, una vez llegada a Miahuatlán supe que no nos iban a torturar, nos ingresaron y nos trataron bien, me dejaron sacar mi suéter de la mochila pues hacía mucho frío y fue ahí donde me di cuenta que no estaba mi cámara fotográfica. Nos revisó un médico y nos tomaron la declaración preparatoria yo no declare, pues no había alguien de mi confianza no me proporcionaron un abogado de oficio, sí nos dejaron hacer una llamada telefónica por la tarde, llego la PFP y nos sacó del penal, estaban los Derechos Humanos Estatales entrevistando y nos sacaron en helicóptero, nos llevaron al aeropuerto, cuando nos subieron nos dijeron que nos iban a tirar al mar, que íbamos a Veracruz y nos torturaron psicológicamente.
En el aeropuerto nos subieron a un avión, hacía mucho calor y les pedí un trago de agua, nunca me lo dieron, me sentí a punto de desmayar, estuvimos mucho tiempo en el avión antes de despegar, después llegaron más compañeros y despegamos pensé, que íbamos a México, no supe mucho me dormí por mucho tiempo, cuando llegamos era de noche y vi que había un edificio que decía Universidad California, no supe donde estábamos nos trajeron un autobús y lo que nos dijeron es que a todo teníamos que decir si señor, no señor y estábamos en un penal de máxima seguridad, nos revisaron, desnudaron y luego nos tomaron fotos y huellas de las dos manos, nos subieron a las estancias, yo estaba muy sucia y me bañé, me regañaron, por la madrugada nos bajaron de dos en dos y nos cortaron nuestro cabello, me sentí muy mal tenía el cabello debajo de las asentaderas y nos lo mutilaron, doce años me tardo en crecer y sin más me lo cortaron, hasta el día siguiente nos dieron de desayunar, tenemos que tomar agua de la llave y sale sucia, la estancia está sucia, nos tuvieron con la misma ropa hasta el día de hoy miércoles, la comida está muy salada y me hace daño, una carcelera me dijo burra y nos grita e insulta, además hasta el día miércoles 29 nos pasaron a juzgados y fue entonces que nos dijeron donde estábamos.
No nos dejaron hacer una llamada, dijeron que de eso se encargaba trabajo social, mi familia vino a verme (mamá) el lunes y la revisaron mucho le dijeron que no podía pasar por que no tenía brassier pero ella ya es grande y no usa, la vi por unos minutos estimo que fueron 15, y éste miércoles vi a mi esposo, me reconfortó mucho. Mis primas están en otro pasillo y no sé como están. Me acusan de sedición, daño a particulares, daño a moteles de Oaxaca y al ADO. No he hablado con ningún abogado.
Les quiero decir a la gente de afuera que nos golpearon, nos encerraron pero nunca nos callaron por si hay injusticias alzare mi voz, la cárcel ya no me da miedo ya sé como es y saldré muy fortalecida por que sé que los que nos van a sacar son las acciones que organicen nuestros familiares y amigos, un saludo, soy inocente de los cargos que se me acusa.
Gracias a todos los que lucharon por nuestra libertad. El primer día me negaron el servicio médico el segundo día insistí con mucho miedo, pero logre que me dieran medicamento ya casi estoy bien, nos humillan cuando nos piden que nos bajemos la pantaleta y que nos alcemos la camisola los guardias nos ven y eso no me gusta, siento que es humillación.
Me siento muy triste pero tengo mucha esperanza de que pronto salgamos.”

Fuente: Limeddh


Edith Coca es Bióloga egresada de la FES-Iztacala, actualmente realiza su maestría en el Instituto Tecnológico de Estudios Agropecuarios del Estado de Oaxaca.
Fue detenida injustamente el 25 de noviembre de 2006, al término de la manifestación convocada por el movimiento popular oaxaqueño.

Fue trasladada junto con decenas de compañeros a las cárceles de Miahuatlan y Tlacolula Oaxaca., donde estuvo muchas horas incomunicada y el día 27 del mismo mes fue llevada junto con 140 compañeros más a un Penal Federal conocido como CEFERESO # 4 “San José del Rincón” en Tepic Nayarit.

Edith junto con 140 compañeros trasladados sufrieron tortura física y psicológica de manos de la PFP, además de amenazas constantes de que los aventarían desde los helicópteros donde fueron llevados.

Los delitos de los cuales se les acusa son considerados graves y no alcanzan libertad provisional bajo caución. Los compañeros que exigimos la libertad de todos los presos políticos y de conciencia manifestamos que no puede ser un delito considerado como grave manifestarse contra un Estado opresor y asesino. Desde la entrada de la PFP al Estado, miles de personas han salido a las calles a exigir la salida inmediata de la PFP y de Ulises Ruiz Ortiz (URO).
Ninguno de los compañeros participantes en el movimiento popular son “peligrosos sociales”, como lo afirma la secretaría de Seguridad Publica. Los asesinos, los que han propiciado el miedo, terror en Oaxaca son los de la PFP, paramilitares, policías estatales, ministeriales, matones priistas de URO.

Ante la gran ofensiva del Estado opresor, el movimiento popular continúa en pie de lucha con movilizaciones en la ciudad de México y en muchos estados del país así como en Nayarit donde los padres de familia mantienen un plantón fuera del penal. A nivel internacional continúan las múltiples manifestaciones en embajadas, consulados exigiendo la libertad de los presos políticos de Atenco, Oaxaca y todo el país

El día 8 de Diciembre los padres de familia de los presos y organizaciones civiles exigieron a la ONU la intervención de sus comisionados Contra la tortura y Las Ejecuciones Extrajudiciales para que confirmen los cientos de violaciones a los derechos humanos de que han sido objeto todos los detenidos.

Estudiantes de la FES-Iztacala por la libertad de los presos políticos

Navigation

AgendaTous les événements

ThèmesTous les tags

34/1341
101/1341
142/1341
368/1341
266/1341
70/1341
41/1341
64/1341
18/1341
353/1341
287/1341
60/1341
16/1341
79/1341
41/1341
15/1341
221/1341
123/1341
32/1341
57/1341
32/1341
226/1341
105/1341
1341/1341
59/1341
467/1341
21/1341
139/1341
171/1341
44/1341
20/1341
527/1341
49/1341
17/1341
92/1341
98/1341
17/1341
15/1341
59/1341
48/1341
37/1341
105/1341
66/1341
51/1341
Soutenir par un don