A un año de la masacre de Nochixtlán, pobladores gritan “¡Fue Peña Nieto!” frente al Alto Comisionado de ONU

, por  Comité Cerezo México , popularidad : 4%

Al preguntarle sobre el papel de Peña Nieto en la masacre de Nochixtlán, señaló que no podía hablar del tema. Y añadió que la ley no obliga a la PGR a entablar diálogo, pero se pidió que a su vez se haga una investigación más empatica para llegar a la justicia.

By Emma Martínez On Jun 18, 2017

Por Emma Martínez / Enviada especial
¡Ni perdón, ni olvido! ¡Justicia! ¡Fue Peña Nieto! y la exigencia a los defensores de derechos humanos para que pronunciaran los nombres “de los verdaderos culpables”, se hizo resonar desde las 10 de la mañana en el Gran Salón, de Nochixtlán, donde el Alto Comisionado para las Naciones Unidas, Jean Jarab, Arturo Peimbert Calvo presidente de la Defensoria de los Pueblos de Oaxaca y el presidente de la CNDH, Luis Raúl González Pérez.

En el primer acto, los tres defensores de Derechos Humanos externaron su solidaridad con las víctimas y aseguraron que continuarán con la lucha para obtener la justicia. Por su parte Jean Jarab recordó que habían pasado unos cuantos días de su nombramiento y llegada a México cuando fue puesta en sus manos la tragedia de Nochixtlán. Y aseguró que han estado trabajando para hacer llegar a las víctimas: la justicia.

En una entrevista exclusiva para Revolución TRESPUNTOCERO, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, señaló que las investigaciones del caso están en las manos de lo federal. Y señaló que entiende que “es difícil para el personal de la PGR y hay obstáculos. Nosotros hemos invertido, los primeros meses de la tragedia, mucha energía en crear un diálogo para que se construya la confianza.

Se ha buscado las formas para que se supere este miedo que tienen las víctimas, para que se puedan recabar los testimonios en la defensoria porque hasta la fecha no se ha logrado, me parece que se necesita una investigación mucho mas empatíca por parte de la PGR.

Además indica que, “lo que ocurrió el 19 de junio es muy traumático para los sobrevivientes, victimas, e incluso para aquellas personas que fueron golpeadas y ultrajadas, aún si tener algún tipo de participación o relación con los federales”.

Al preguntarle sobre el papel de Peña Nieto en la masacre de Nochixtlán, señaló que no podía hablar del tema. Y añadió que la ley no obliga a la PGR a entablar diálogo, pero se pidió que a su vez se haga una investigación más empatica para llegar a la justicia y la verdad.

En tanto, reiteró que no puede decir si el presidente de la República es o no responsable en los hechos. “El mando del operativo es evidentemente importante, no sólo quien disparó, también cuáles era las instrucciones de las policías. No sé a qué nivel de mando yo no tengo ningún conocimiento de quien mandó hacer o quién es el responsable por el hecho que tres jóvenes murieron aquí en el campo. No puedo crear hipótesis sobre eso”, señala Jarab.

Y enfatizó que se debe esclarecer de manera exhaustiva quien disparó y quien lo mandó y cómo fue planeado este operativo, “no sólo porque puede ser un delito sino también puede ser un error, donde terminan errores empiezan los delitos, pero ambos son importantes para el Estado como tal.

Eso sí es una dimensión que supera Nochixtlán, fue una operación federal para que el Estado también aprenda de esta tragedia y para que se garantice que no se repetirá. Tengo la obligación de ser optimista espero que se llegue a esclarecer tanto por parte de la responsabilidad penal pero también las violaciones. Esperaremos a nuestros colegas de la CNDH para conocer las violaciones de derechos humanos, señaló Jean Jarab.

Además de este acto, también se realizó un recorrido en la colonia 20 de noviembre, donde Juanita, quien llevó a más de 20 niños a un refugio seguro contra gas lacrimógeno y balas, denunció la falta de servicios de esa colonia, la pobreza en la que viven y sobre todo que los niños no tengan acceso a una mala educación llena de carencias.

En su caminata por la carretera, los tres defensores de derechos humanos escucharon a los familiares de las víctimas quienes señalaron donde habían caído los jóvenes. Además de mostrarles las cruces que colocaron en aquel espacio. A los lugares de visita se sumó los testimonios de las familias de los jóvenes ejecutados y la constante frase de ‘me comprometo hacer mi trabajo’, por parte del presidente de la CNDH.

El recorrido finalizó con la fotografía de los participantes frente al monumento de los caídos, junto los sobrevivientes de los ataques. Y nuevamente los gritos de ¡justicia! Se escucharon rotundamente.

Ver en línea : A un año de la masacre de Nochixtlán, pobladores gritan “¡Fue Peña Nieto!” frente al Alto Comisionado de ONU

Navegar por las

AgendaTous les événements

junio de 2017 :

Nada para este mes

mayo de 2017 | julio de 2017

Soutenir par un don